Nuevo plazo prestamos ICO

Ampliación del plazo de solicitud y devolución de créditos ICO para empresas y autónomos, y sus cuantías.

Las empresas y autónomos que hayan recibido créditos bancarios avalados por el Estado a través de las sociedades públicas ICO, CESCE y CERSA tendrán más tiempo para pedir la reestructuración de dichos préstamos y aliviar así su situación financiera. En el día de ayer, 30 de noviembre, el Consejo de Ministros ha acordado extender, en línea con la ampliación del Marco Temporal de Ayudas de Estado de la Unión Europea, los plazos para que autónomos y empresas soliciten las Líneas de Avales y puedan beneficiarse de las medidas para reforzar la solvencia incluidas en el Código de Buenas Prácticas suscrito con las entidades financieras en junio de 2021.

Nuevo plazo para pedir préstamos ICO con las Líneas de Avales

Con ello este plazo, que finalizaba hoy miércoles 1 de diciembre, se extiende hasta el próximo 1 de junio de 2022, abriendo la posibilidad de que autónomos y empresas soliciten las Líneas de Avales. Se amplía, a su vez, el umbral de acumulación de ayudas, que pasa de 1,8 millones de euros a 2,3 millones por beneficiario con carácter general. Un auténtico balón de oxígeno para aquellas empresas en fase de reestructuración económica.

Cambios en el Código de Buenas Prácticas para las entidades financieras

Se ha acordado modificar el Código de Buenas Prácticas, que es de adhesión voluntaria y regula el marco de reestructuración de la financiación de clientes con préstamos con aval público, para reforzar las medidas establecidas para que autónomos y empresas puedan continuar con su actividad, manteniendo la estabilidad financiera.

Ampliación del plazo de devolución de préstamos ICO y períodos de carencia

De esta forma, se extiende hasta el 1 de junio de 2022 el plazo para que autónomos y empresas soliciten la ampliación del periodo de amortización y/o la conversión del préstamo en uno participativo y, hasta el 1 de junio de 2023, la solicitud de transferencias directas para la reducción del principal.

El Código de Buenas Prácticas es de adscripción voluntaria. Hasta la fecha, se han adherido más de un centenar de entidades financieras (102). Estas podrán comunicar su no adhesión a estas modificaciones en el plazo de un mes. En caso de no producirse esta comunicación, se procederá a aplicar las nuevas condiciones con carácter general.

El Código establece diferentes medidas de apoyo a la solvencia, entre las que se encuentran la extensión adicional del plazo de vencimiento de los préstamos que cuenten con aval público; la posibilidad de que, por acuerdo entre la entidad financiera y la empresa, se pueda convertir el préstamo avalado en un préstamo participativo, manteniendo la cobertura del aval público; y la realización de transferencias directas a autónomos y empresas para la reducción del principal de la financiación avalada contraída durante la pandemia, acompañada de una quita proporcional de la parte no avalada, y sujeto igualmente a acuerdo entre las partes.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad